¿Se le agotan las ideas a Steve Jobs?



Steve Jobs podría arrepentirse de haber prometido a los seguidores de la marca tecnológica que no los "defraudaría" con los anuncios que se darían en el marco de la Conferencia Mundial de Desarrolladores, a celebrarse en San Francisco, Estados Unidos, en menos de dos semanas.

Pero no sería la primera vez que Jobs prometa más de lo que puede cumplir. En 2007, los desarrolladores esperaban encontrarse con herramientas para escribir aplicaciones para el novísimo iPhone, y en su lugar tuvieron que conformarse con aplicaciones de segunda clase.

En 2009, acudieron con la expectativa de ver a un vigorizante Steve Jobs, y lo que les dieron fue a un insípido Phillip Schiller.

Este año las apuestas son todavía más altas. El iPhone ha cumplido tres años y ya no adelanta tanto a la competencia.

En muchos sentidos, el Android de Google ha alcanzado y superado a Apple. Incluso la iPad (un enorme éxito por donde se le mire) es vulnerable, no tardará mucho para que los competidores ofrezcan productos similares con las funciones que ésta no tiene.

¿Qué puede hacer Jobs para que el 7 de junio Apple retome el liderazgo? Sus opciones son limitadas:

-Un nuevo iPhone: si la cuarta generación del iPhone con su cámara frontal es la gran sorpresa que nos tiene Jobs... no es sorpresa en absoluto.

-Un nuevo iPod touch con cámara incorporada: más de lo mismo, o peor. Si hay un dispositivo que está pidiendo una cámara a gritos, es la iPad.

-Una reducción en el precio del iPhone: si esperaba sorprendernos con un súper precio de 99 dólares por un iPhone 3GS, Wal-Mart ya se le adelantó ofreciendo el modelo a 97 dólares.

-Un iPhone con tethering: la función, que permite compartir la conexión de Internet con otros dispositivos, llega demasiado tarde y no es la quinta maravilla. Google ya ofrece esta función a los usuarios de Android, además el dispositivo que verdaderamente la necesita es el iPad, que sólo va con Wi-Fi.

-Un iPhone para Verizone: eso sería una sorpresa (y un enorme regalo para los accionistas), pero se ha rumorado tantas veces sin resultar cierto, que estamos preparados para otra decepción.

Claro, Apple aún tiene muchas cosas a su favor, principalmente un ambiente de software elegante y estupendamente integrado, cientos de miles de aplicaciones, millones de números de tarjetas de crédito, diseño industrial de clase mundial y márgenes de ganancia que son la envidia del sector.

Pero lo que últimamente recibimos de Apple son malas noticias: un prototipo que se pierde en un bar; filtraciones sobre otro prototipo que aparece en Vietnam; decisiones arbitrarias en su App Store; otro suicidio (el noveno este año, el décimo primero de los que se tiene noticia) entre los empleados de Foxconn, el principal proveedor de Apple en China).

Y peor, dado que Google ha demostrado en los últimos días más astucia que Apple, existe la sensación de que el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha hecho tonto a Steve Jobs y absorbió los secretos de la compañía durante tres años antes de que Jobs descubriera que su acérrimo enemigo estaba en la propia junta directiva de Apple.

Fuente: CNNExpansion




No hay comentarios:

Temas Relacionados: