Google contra todos


google
Google no se da tregua. Hace años compitió con Microsoft, ofreciendo correo electrónico y editor de textos. Posteriormente imitó a Apple, diseñando sistemas operativos para portátiles y teléfonos.

Ahora, el gran buscador parece empeñado en ganarle la partida de las redes sociales a Facebook. Sus primeros intentos (Orkut, Buzz) han resultado totalmente fallidos.

Sus ingenieros vuelven manos a la obra, con un proyecto que lleva el título provisional de Google Me.

Se trata de una nueva red social creada a imagen y semejanza de Facebook, según fuentes que conocen el proyecto.

Es el reconocimiento tácito del fracaso de Google Buzz, una suerte de red social malograda porque se erigió exclusivamente sobre el correo de Gmail y que originó numerosas protestas y una demanda colectiva en EE UU por violación de la intimidad de los usuarios. A cinco meses de su lanzamiento, Buzz es ya una reliquia.

Un ex jefe tecnológico de Facebook, Adam D'Angelo, explicó recientemente en Quora, su página web, el porqué de Google Me: "Se han dado cuenta de que Buzz no era suficiente y que necesitaban construir una red social completa, de primera clase. Lo están haciendo a imagen de Facebook".

Facebook, por su parte, ha sido mucho más discreto, y mucho más eficiente, en sus ansias expansionistas. Desde abril, gracias a su servicio Facebook Connect y su protocolo Open Graph, sus botones "Me Gusta" y "Recomendar" aparecen en un millón de páginas web.

Los usan, habitualmente, 100 de sus 400 millones de usuarios. Los hábitos de estos internautas quedan almacenados, posteriormente, en los servidores de la gran red social.

Esa es la amenaza silenciosa contra Google. Un usuario de Facebook puede buscar recomendaciones (restaurantes, tiendas, música, libros) entre los hábitos de sus amigos.

Facebook, por tanto, tiene el potencial de un buscador más personalizado que Google, que no deja de ser una gran maraña de enlaces anónimos, unidos por algoritmos.

Comparada con sus principales competidores, Google es la segunda empresa en beneficios: 8.312 millones de dólares en 2009. Le sigue, de lejos, Apple, con 5.720 millones. La última es Facebook, que según Reuters, no superó el último año los 800 millones.

La reina indiscutible sigue siendo, a pesar de todo, empedernidamente, Microsoft: 14.570 millones de beneficios netos en 2009. Un buen estado de salud económica para una empresa que da la impresión de quedar a la zaga en todas las nuevas tendencias online.

Pero, al fin y al cabo, esa es solo una impresión. Microsoft se ha mantenido en una excelente salud, quedándose al margen de guerras que no ha querido hacer suyas.

Por ejemplo, su servicio de correo, con marcas como Hotmail, dispone de más de 360 millones de usuarios, según Comscore. Gmail, de Google, tiene algo menos de 200 millones.

Le supera incluso Yahoo, que parece haberse quedado fuera de todas las apuestas pero tiene en realidad unos 300 millones de clientes.

Google y sus ingenieros llevan ya más de una década intentando cambiar las reglas del juego. Lo cierto es que, de momento, son número uno indiscutible en una sola cosa: Búsquedas en la Red. Su sistema de ensayo y error ha dado, de momento, magros resultados.

Fuente: ElPais




No hay comentarios:

Temas Relacionados: