Microsoft arrincona su teléfono Kin, dos meses después de su estreno


kin-one-two-telefonos-moviles
Las tiendas de Bets Buy lo tienen en la sección de superrebajas: Kin, el teléfono de Microsoft, a 29 dólares.

Hace menos de dos meses que Microsoft lanzó al mercado su propio teléfono con la intención de competir con los iPhone y los Android, pero el público le ha dado la espalda.

El diario online Bussiness Insider publica que apenas han vendido 500 unidades, aunque Microsoft no ha querido detallar la situación, y ha emitido una declaración ambigua.

Kin One y Kin Two nacieron para competir para los smartphone, o así lo creyó el público, cuando en realidad son móviles con menos pretensiones.

Pese a ello la operadora Verizon lo ligó a planes de abonados largos y caros como si fuera un iPhone, provocando el rechazo del público.

La retirada del aparato, como ya se aventura, acabaría con un proyecto que ha durado años y que ha costado millones de dólares, a la vez que supone, con retirada o sin ella, un nuevo fracaso de Microsoft en los mercados más dinámicos, repitiéndose la historia del reproductor musical Zune frente a los iPod.

Sería el segundo triunfo incontestable de Apple sobre su viejo enemigo, Microsoft.

El comunicado oficial de Microsoft es vago y escora la cuestión: "Hemos tomado la decisión de centrarnos exclusivamente en Windows Phone 7 (su sistema operativo para móviles) y no venderemos el Kin en Europa este otoño, como esta planificado.

Integraremos al equipo del Kin en el del sistema operativo, incorporado las ideas y tecnologías valiosas del Kin en los futuros móviles de Windows.

Continuaremos trabajando con Verizon en Estados Unidos para vender los actuales Kin". Si esto no es un epitafio, se le parace bastante.

Desde el boom de los smartphones, Microsoft ha estado alejado de la competencia. Recientemente después de años y años de no renovar su sistema operativo móvil, lanzó en enero Phone 7, ya que tras haber sido el segundo sistema de móviles, después del Symbiam de Nokia, ya era el quinto, tras éste, RIM, iPhone y Android.

De momento, la novedad no ha supuesto para Microsoft ningún cambio en el mercado de los móviles, ni en el software ni en el hardware.

Fuente: ElPais




No hay comentarios:

Temas Relacionados: