Los nombres más extraños de los hijos de los famosos


gwyneth-paltrow.jpg
La actriz Gwyneth Paltrow y su marido, el líder de Coldplay, Chris Martin tuvieron la genial idea de llamar a su primogénita Apple, que en castellano significa "manzana".

Al parecer, lo hicieron porque ambos se declaran vegetarianos militantes. Su segundo hijo fue bautizado como Moses, un nombre de origen bíblico que aún no han aclarado porqué eligieron.

Otra pequeña 'celebrity' que nunca perdonará a su madre su mal gusto es Bluebell Madonna, la hija de la ex 'spice girl' Geri Halliwell.

La cantante quiso rendir tributo con este nombre compuesto a su flor fetiche, el jacinto del bosque, y a su diva favorita, la Ciccone. Seguramente la niña, de cuatro años, ya esté sufriendo la burla de sus compañeros cuando la nombran en el colegio sus profesores.

Halle Berry y Gabriel Aubry también quisieron marcar la diferencia otorgando a su hijo el nombre de Nahla Ariela. Nahla significa "bebida de agua" en árabe y Ariela procede del término hebreo Ariel, que en español se traduce como "león de Dios". Con tanto simbolismo, el niño debe sentirse víctima de su herencia multicultural.

Nicolas Cage es un mitómano empedernido y sus aficiones a veces las lleva a extremos un tanto inexplicables. Como buen fanático de los cómics (de hecho su apellido, Cage, viene de un héroe de Marvel), no tuvo reparos en llamar a su hijo Kal-El, el nombre kriptoniano de Superman.

La ex modelo alemana Claudia Schiffer y su marido, el cineasta Matthew Vaughn (director de la taquillera 'Kick-Ass') llamaron a su primer hijo Casper Matthew.

Casper quiere decir "fantasma" y, curiosamente, su nacimiento se produjo un año después de que la pareja se trasladara a vivir a Suffolk (sur de Inglaterra), donde han vivido experiencias paranormales que les han hecho recurrir incluso a los servicios de un exorcista.

'Brangelina' son especialistas en poner a su vasta prole nombres de lo más trascendente. Su último hijo, adoptado en Vietnam, fue bautizado como Pax Thien, debido a que el primer nombre significa "paz" en latín" y el segundo "cielo" en vietnamita.

Mientras, su hermana Shiloh Nouvel debe su nombre al hebreo "paz" (shiloh) y al francés "nuevo" (nouvel). Sin duda, nadie puede superar en originalidad a esta pareja tan pacifista y multiétnica.

Ashlee Simpson y Pete Wentz bautizaron a su hijo como Bronx Mowgli. La ocurrencia deriva de la unión del nombre del barrio más conflictivo de Nueva York, con el apodo del protagonista de la película 'El libro de la Selva'. Todo un galimatías que ni ellos mismos entienden.

La niña más influyente del mundo según la revista 'Forbes', Suri Cruise, posee un nombre hebreo que significa "princesa".

Y es que no cabe duda de que esta pequeña de cuatro años se ha convertido en el centro de atención de sus progenitores, que la han regalado un armario con ropa valorada en cuatro millones de euros.

Los famosos españoles tampoco se libran de las preferencias extravagantes en lo referente a la elección de nombres para sus vástagos.

Sara Montiel bautizó a sus hijos adoptivos como Zeus y Thais, en honor a las dos divinidades griegas. Otro actor español al que su paso por Hollywood le afectó de mala manera es Antonio Banderas, que llamó a su única hija Stella del Carmen.

Fuente: Uno




No hay comentarios:

Temas Relacionados: