Los responsables de Wikileaks se protegen contra posibles represalias


wikileaks-logo.jpg
Wikileaks y sus responsables han despertado un considerable antagonismo en el Pentágono estadounidense por sus filtraciones de material de inteligencia que documentaría crímenes de guerra y graves violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas armadas de ese país.

Con el fin de evitar posibles represalias que comprometieran su seguridad personal, Julian Assange y sus compañeros de Wikipedia han anexado a los documentos filtrados un archivo cifrado que lleva el nombre de “insurance" o seguro (de vida).

Según las publicaciones Wired y Daily Mirror, los responsables de Wikileaks incorporaron a los 91.000 documentos secretos sobre la guerra de Afganistán un archivo que les protege de posibles atentados o “accidentes" que comprometieran sus vidas o seguridad personal.

El archivo constituiría un procedimiento de emergencia en caso que el sitio Wikileaks fuese clausurado o si sus responsables fuesen “neutralizados".

En caso de muerte o secuestro de Assange o sus compañeros, se activaría un procedimiento que distribuiría la clave que abre el archivo cifrado. El archivo ya está disponible para descarga desde Wikileaks y también mediante diversos torrents.

Cabe señalar que la propia Wikileaks no ha confirmado el propósito del archivo “seguro". Por lo tanto, se especula que el archivo daría acceso a información aún más comprometedora para las fuerzas armadas estadounidenses, especialmente sobre las operaciones en Iraq.

Bradley Manning, el soldado que ha entregado información a Wikileaks, y que actualmente se encuentra detenido, sería la fuente de las filtraciones por ahora retenidas. Entre otras cosas, se incluiría un vídeo de una operación militar en Afganistán, donde más de 100 civiles resultaron muertos en un ataque aéreo.


Cuestionan a Wikileaks

La publicación del material militar ha motivado reacciones encontradas en todo el mundo. Por una parte, Wikileaks y sus partidarios aseguran que de esa forma se contribuye a dirigir la atención a las numerosas víctimas de la guerra, cuya suerte es olvidada o ignorada en los informes militares.

Por su parte, los detractores acusan a Wikileaks de haber ocasionado incluso pérdida de vidas debido a que la información filtrada puede ser usada, por ejemplo, por talibanes para castigar a quienes han colaborado con la coalición militar.

El domingo 1 de agosto, Jacob Applebaum, portavoz de Wikileaks en Estados Unidos, fue detenido por agentes del FBI al regresar a su país luego de participar en una conferencia de hackers, informa The Independent.

Por su parte, el sitio examiner.com escribe, con base en fuentes anónimas, que los agentes habrían explicado a Applebaum que fue seleccionado para un control “al azar".

Sin embargo, los agentes habrían tenido abundante información sobre su persona y actividades, y le habrían incluso preguntado sobre el paradero de Julian Assange.

El diario The New York Times escribe que los agentes habrían confiscado tres teléfonos móviles de Applebaum y que le habrían adelantado que cada vez que regrese a Estados Unidos desde sus viajes al extranjero será interrogado.

El diario agrega que el afectado realiza viajes internacionales dos veces al mes, como parte de su trabajo como desarrollador de software. “Cuestionaron mis posibilidades de regresar a Estados Unidos, a pesar que soy ciudadano estadounidense", comentó Applebaum a The New York Times.

Según esta publicación ha podido averiguar, en sitios de hackers ya se discuten procedimientos para descifrar el archivo cifrado que protegería a los responsables de Wikipedia.

Fuente: DiarioTi




No hay comentarios:

Temas Relacionados: